Archivo de Junio de 2018

Nuestra historia : El Hotel Juan de la Cosa

Siguiendo con una antigua entrada, en la que os hablamos de nuestra historia, hoy os vamos a contar la historia de una de nuestras construcciones: el Hotel Juan de la Cosa que está situado en la playa de Berria, a dos kilómetros del centro de Santoña, cuna del famoso navegante y cartógrafo Juan de la Cosa. Construido a mediados del siglo pasado y completamente reformado, ofrece a sus clientes, magníficas vistas en un entorno natural privilegiado.

Se trata de un edificio singular, cuyo proyecto de construcción resultó ganador de un concurso nacional de arquitectura en 1990. Dispone de acogedoras habitaciones, decoradas en tonos agradables y con un estilo actual, en perfecta sintonía con el paisaje que se divisa desde sus terrazas.

Nuestro grupo lleva creando hogares desde hace muchos años. Por nuestras oficinas han pasado padres y al cabo de unos años sus hijos, sobrinos o nietos. Ese es el mejor aval que podemos ofrecerle, nuestra experiencia acumulada durante décadas y una forma de hacer las cosas honradamente, transmitiendo cercanía al cliente, intentado atenderle en sus necesidades, acompañándole durante todo el proceso de compraventa y estando ahí para cualquier problema que pudiera surgir tanto antes como después de entregada la vivienda.

Los tres principios básicos en nuestro quehacer diario son: RIGOR, SERIEDAD Y HONRADEZ.

La calidad del Grupo Tanet está avalada por consultoras externas

El Grupo Tanet es uno de los miembros fundadores de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria. Por lo tanto, como uno de los exponentes de esta reputada Asociación, la calidad en nuestras construcciones debe ser algo innato, como no podía ser de otra manera.

Además de las calidades de nuestras construcciones, ofrecemos a nuestros clientes nuestra dilatada experiencia tanto en solvencia en la construcción de viviendas como en el asesoramiento para la adquisición de las mismas.

EL GRUPO TANET OFRECE UN SERVICIO COMPLETO PARA COMPRAR UN INMUEBLE.

Para que la calidad de nuestras construcciones no se quede sólo en palabrería, hemos instaurado unos férreos controles de calidad para asegurar, mediante la implantación en el año 2006, de un sistema de gestión de calidad, siguiendo la norma UNE ISO 9001 certificado por la prestigiosa auditora Bureau Veritas. Esta empresa externa garantiza que todos nuestros proyectos son llevados a cabo con una seriedad y rigurosidad contrastada.

calidad del grupo tanet

Bureau Veritas es una empresa que opera alrededor del mundo, gestionando y cuidando que sus clientes cumplan con la gestión de calidad, salud, seguridad, medio ambiente y responsabilidad social de cada activo, proyecto, productos o sistemas.

Además, Bureau Veritas ha logrado desarrollar un modelo de negocio con mucho éxito a nivel mundial gracias a su extensa reputación. Esta reputación es la piedra angular del negocio del Bureau Veritas, por lo que la calidad de nuestras construcciones están avaladas no sólo por nosotros, sino por un organismo internacional de la más alta reputación.

Por lo tanto, podemos decir que la calidad por parte de nuestra empresa es una búsqueda continua. Para lograrlo, en Grupo Tanet hacemos grandes esfuerzos con el fin de contratar a los mejores talentos humanos disponibles. Hacemos este esfuerzo con el fin de perpetuar unos requisitos y calidades mínimas en todos nuestros proyectos, desde la primera fase de una edificación hasta el último paso.

Para cualquier consulta, no duden en ponerse en contacto con nosotros.

Ventajas de un garaje en un sótano.

Dónde aparcar el coche puede ser un verdadero quebradero de cabeza en caso de no disponer de un espacio destinado a ello. Innumerables vueltas a la manzana, la desesperación que ello conlleva o los interminables paseos cargados con bolsas de la compra son sólo algunos de los contratiempos que genera el no disponer de una plaza de garaje.

  • No cuenta para la edificabilidad: al encontrarse bajo rasante, la superficie destinada a sótano en la mayoría de las normativas no computa para el cálculo de la máxima superficie que se permite construir, lo cual supone un importante margen en caso de que busquemos aprovechar lo más posible dicha limitación.
  • Deja más espacio para jardín y zonas sociales exteriores: al no encontrarse en planta, y en relación con el punto anterior, no estamos dedicando un espacio específico en nuestra ‘superficie visible’ para garaje, pudiendo así aprovechar ese espacio para su disfrute.
  • Separación clara de la vivienda: no sólo se encuentra apartado el garaje estructuralmente de la vivienda, sino que además genera una separación casi psicológica al encontrarse en una planta independiente, separándose así de lo que se consideraría casa como tal a través de una barrera en altura.
  • Aprovechamiento de los condicionantes de parcela: si nos encontramos ante un terreno con un gran desnivel el propio garaje nos puede servir como método de aprovechar ese desnivel en nuestro propio beneficio. De la misma manera, si la composición del suelo es de un material blando y es necesario realizar una importante excavación para llegar al firme, se puede aprovechar ese espacio para la ejecución de un garaje. En este artículo ya describimos en su momento las claves para saber si nuestra parcela es adecuada o no para un sótano.

Ventajas de los garajes en sótano

  • No cuenta para la edificabilidad: al encontrarse bajo rasante, la superficie destinada a sótano en la mayoría de las normativas no computa para el cálculo de la máxima superficie que se permite construir, lo cual supone un importante margen en caso de que busquemos aprovechar lo más posible dicha limitación.
  • Deja más espacio para jardín y zonas sociales exteriores: al no encontrarse en planta, y en relación con el punto anterior, no estamos dedicando un espacio específico en nuestra ‘superficie visible’ para garaje, pudiendo así aprovechar ese espacio para su disfrute.
  • Separación clara de la vivienda: no sólo se encuentra apartado el garaje estructuralmente de la vivienda, sino que además genera una separación casi psicológica al encontrarse en una planta independiente, separándose así de lo que se consideraría casa como tal a través de una barrera en altura.
  • Aprovechamiento de los condicionantes de parcela: si nos encontramos ante un terreno con un gran desnivel el propio garaje nos puede servir como método de aprovechar ese desnivel en nuestro propio beneficio. De la misma manera, si la composición del suelo es de un material blando y es necesario realizar una importante excavación para llegar al firme, se puede aprovechar ese espacio para la ejecución de un garaje. En este artículo ya describimos en su momento las claves para saber si nuestra parcela es adecuada o no para un sótano.

Grupo Tanet, haciendo historia.

Hay una larga y bonita historia detrás de nuestra experiencia como grupo constructor.

Haciendo un poco de historia, fue en 1887 cuando un vasco de Durango llamado D. Pedro Solaeta, de profesión contratista de obras, partió hacia Cantabria para ejecutar el tramo de ferrocarril que une las localidades de Beranga y Villaverde de Pontones. Durante los años que duró la obra, conoció a la que posteriormente fue su mujer, echando de esa forma y definitivamente, raíces en Cantabria. A partir de ahí, nacieron sus hijos, nietos y bisnietos, los cuales en su mayor parte han seguido la tradición familiar desde la empresa inicial denominada allá por el siglo XIX Construcciones Solaeta y pasando por diversas denominaciones posteriores, se ha llegado a las dos sociedades que hoy conforman GRUPO TANET y que aquí nos ocupan.

Algunas de nuestras promociones históricas son la Estación de Anero, el Casino de Berria, el Balneario de la Playa de San Martín, Hotel Juan de la Cosa y puentes que han unido caminos sobre los ríos Ebro y Miera.

Muchas personas, muchas vivencias, muchos momentos únicos han transcurrido entre paredes edificadas por nuestras manos.

Hoy estamos un poco nostálgicos echando la vista atrás y os queremos compartir un poco de historia sobre una de nuestras construcciones con más historia: El Casino de Berria.

Un barco de piedra sobre una playa de finísima arena blanca apenas transitada salvo por los locales. Aquel era un lugar especial. Glamour solitario de frecuencia alta junto al mar. Poesía pétrea incrustada en cristales de sal. Romanticismo soportando tormentas, largos y cálidos veranos y turistas curiosos por ver qué era aquella espectacular construcción.

A mediados de los años 40, la santoñesa playa de Berria era un paraíso deshabitado y salvaje a años luz de cualquier concepto del turismo que hoy día conocemos y allí estaba, imponente, aquel navío inmóvil recién construido. Casi el único lugar con vida de la playa, donde majestuosamente anclado en un paraje auténtico invitaba a dejarse hechizar por la efervescencia de la brisa marina y la espuma de mar mientras desde la terraza se contemplaba el ocaso por el oeste.

Las opciones de ocio en la posguerra no abundaban y menos aún en un pueblo de pescadores, por lo que algo tan novedoso en la forma y en el fondo se convirtió en escenario de bodas, banquetes, bailes sociales y homenajes.

Y aunque la historia de este emblemático edificio llegase a su fin forma parte de nuestro largo recorrido, alojando momentos únicos entre cimientos levantados con nuestro esfuerzo.

Casino de Berria