Buenos datos para el sector.

La construcción de nuevas viviendas ha recuperado en Cantabria los niveles de hace siete años atrás.

Durante el primer trimestre del año se iniciaron en la región 269, según un informe de los aparejadores que mide la ejecución material de la obra, un 261% más que en 2017

Uno de los sectores que más afectado se vio por la crisis económica que azotó el país a partir del año 2008 fue el de la construcción.

En los últimos meses se han sucedido algunas novedades que apuntan hacia un cambio de tendencia: el aumento del 13% en el número de licencias de obra mayor en Santander, el alza del precio de la vivienda del 2,8% a lo largo de los últimos doce meses, la mirada «optimista» de los constructores después de años «durísimos»… La pasada semana, el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Cantabria (Coaatcan) publicó su estadística del primer trimestre del año, que abunda en la misma idea. Entre enero y marzo se produjo un importante repunte de la obra nueva, ya que entre empresas y particulares se formalizaron 269 contratos para levantar otros tantos hogares.

Los proyectos suman más de 21,1 millones de euros y 45.000 metros cuadrados nuevos.

Esto supone casi triplicar (+261%) la estadística el mismo periodo del año anterior.

«Arrancamos mucho mejor que en 2017, cuando se registraron 103 viviendas en estos mismos meses. No obstante, se trata de un dato a analizar con prudencia a la vista de la secuencia histórica», apunta Miguel Ángel Berrazuela, presidente del Coaatcan.

Fuente: El diario montañes.

Edificio Solamar de Grupo Tanet

Publicar un comentario

Haznos saber que te parece el post.

*El email no se mostrará